Las actividades en el área de Ingeniería Civil del programa de Servicio Social de InfraRural continúan desarrollándose favorablemente.  En el marco de los dos años de los sismos del 7S y 19S se realizó un monitoreo a las comunidades de Alpanocan, Puebla y Hueyapan, Morelos para realizar una inspección visual así como medir el impacto social de las viviendas construidas por InfraRural en colaboración con Bioconstruye y Guadalupe Madre Tierra A.C.,  entre noviembre de 2017 y marzo de 2018.

El prestador de Servicio Social, el estudiante de Ingeniería Civil Daniel M. Vázquez,  elaboró, a partir del estudio del sistema estructural implementado en la construcción de las casas, un formato de evaluación que arrojó información importante en rubros como el uso, funcionalidad, estado estructural y seguridad de las construcciones, así como el impacto social que las casas han generado en las familias que fueron beneficiadas.

Dentro de una inspección general de las comunidades se pudo percibir que aún existen afectaciones producto del sismo del 19S, aún se observan escombros y casas que presentan cierto grado de daño y que continúan sin recibir algún tipo de apoyo oficial para reparar sus hogares, de ahí destaca la importancia de las construcciones  realizadas con familias que difícilmente o prácticamente no tuvieron acceso a recursos institucionales de atención a las viviendas dañadas.

Las casas construidas con las donaciones de decenas de personas que confiaron en InfraRural y su desempeña en las comunidades de México, se han convertido en espacios de suma utilidad para las personas beneficiarias, los aíslan del calor, el frío,  ruido y la lluvia lo que ha permitido que puedan reinsertarse a la dinámica de sus vidas cotidianas. Las casas se encuentran en buen estado y se realizaron recomendaciones básicas de mantenimiento a los beneficiarios que les permitirán conservar estas viviendas en buenas condiciones por mucho más tiempo cumpliendo su función primordial, brindar un techo seguro que contribuya al desarrollo humano de quienes las habitan.

La evaluación de las viviendas en el caso de Alpanocan construidas en colaboración con Bioconstruye y en la comunidad de Hueyapan a cargo de Guadalupe Madre Tierra A.C. demuestran que las iniciativas que innovan en diferentes tipos de estructuras y materiales alternativos resultan una opción de trabajo e investigación para el desarrollo de proyectos de vivienda integral que cumplan con las necesidades de las familias sin romper con las tradiciones familiares, culturales y sociales de las comunidades de México.

Las labor de sistematización de la información recabada tanto en el estudio técnico como en la evaluación de impacto social, son elementos de investigación en los que InfraRural y su equipo de prestadores de Servicio Social trabajarán con miras a contribuir en posteriores proyectos de trabajo, mientras la labor de apoyo a las familias de Alpanocan y Hueyapan afectadas por el sismo del 19S es una labor satisfactoria que se logró gracias al apoyo de los donadores, de las manos que se sumaron en la construcción y de las organizaciones con las cuales establecimos acuerdos de colaboración.

Daniel M. Vázquez

Estudiante de Ingeniería Civil por la UNAM, prestador de Servicio Social de InfraRural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.