Mi nombre es Olga Rosas y desarrollé mi Servicio Social en InfraRural ante la emergencia y afectaciones provocadas por los sismos del 7 y 19 de Septiembre de 2017 dentro de la campaña “Reconstruyendo México desde sus Cimientos”, cuyo objetivo fue el de solidarizarnos con las personas que se vieron afectadas por los sismos.  

Como parte de esta campaña se realizaron diversos diagnósticos e intervenciones ante la emergencia en comunidades de los estados de Morelos y Puebla, lo que posteriormente nos permitió  realizar la construcción de hogares emergentes en la comunidad de San Antonio Alpanocan en Puebla y Hueyapan en Morelos, donde el equipo de prestadores de Servicio Social de InfraRural en el área de Psicología nos enfocamos en realizar diagnósticos de ambas comunidades tanto en la emergencia como a un año del sismo y sus afectaciones, esto con el fin de rescatar las necesidades más sentidas expresadas por las comunidades. 

Para el desarrollo de los diagnósticos se utilizaron diferentes metodologías entre ellas cuantitativas y cualitativas: encuestas, entrevistas, grupos de enfoque y entrevistas colectivas, posteriormente se aplicaron y sistematizaron seis entrevistas; una de ellas fue en un grupo focal con lo que se pudo contar con información de primera mano de las personas damnificadas sobre la situación Psicosocial como las afectaciones materiales, el manejo del Fondo de Desastres Naturales FONDEN, la falta de apoyos, así como las denuncias y quejas que las personas quisieron expresar. 

Como prestadora de Servicio Social elaboré un informe de resultados obtenidos durante la sistematización y en el cual se llevó a cabo una  propuesta donde el objetivo era principalmente la tarea de levantar nuevos proyectos ante la emergencia y que tienen que ser atendidos a la brevedad posible. 

Uno de los proyectos principales es la atención socioemocional de personas afectadas por los sismos, con especial énfasis en niñas y niños y población de más de 65 años por lo que es necesaria realizar campañas de atención psicológica en las comunidades afectadas así como talleres de cómo actuar frente a situaciones de emergencia. Es importante hacer charlas de sensibilización y visitas a domicilio para que las personas puedan identificar si presentan síntomas de alguna afectación emocional, así como de desmitificación de la terapia psicológica, acciones que deben reforzarse con talleres de cómo actuar frente a situaciones de emergencia, como sismos, derrumbes o incendios.

Posteriormente se realizó una segunda visita de campo a las comunidades de Huizachal en Chiapas y Unión Hidalgo en Oaxaca, ambas comunidades afectadas duramente por el sismo del 7 de septiembre tanto en su patrimonio como en la economía y el sustento familiar, ya que las familias se dedican a la elaboración y venta de totopo, el cual se elabora en hornos zapotecos de barro y que con el movimiento que trajo la tierra (sismo) se perdieron parcial o totalmente. 

Ante ello, en InfraRural nos dimos a la tarea de colaborar en la construcción de 50 hornos zapotecos o de comixcal junto con la hornilla de alta potencia “Rocket”.  Este proyecto fue impulsado gracias al apoyo y solidaridad de las personas que contribuyeron en la campaña de donaciones enfocada en contribuir con la reactivación económica de las familias de la región del istmo.

De esta forma InfraRural planteó un largo proceso de reconstrucción de los hornos, el cual se complicó debido a que los hornos para la cocción del barro también se vieron seriamente dañados durante el sismo y sus posteriores réplicas. Una vez horneadas las ollas fueron trasladadas a la comunidad de Unión Hidalgo donde se trabajó en colaboración con la Red de Solidaridad Binni Gubiña para dar inicio formal a la construcción de los hornos respetando su forma tradicional pero con la innovación de la hornilla de alta eficiencia tipo “Rocket”, que permite tener en una misma pieza el tradicional horno de comixcal y la hornilla para la elaboración de diversos alimentos de la tradicional cocina istmeña.

Aunado al trabajo de construcción se realizó la evaluación cualitativa y un análisis estadístico del proyecto de reactivación económica de las comunidades Unión Hidalgo y Huizachal, por lo que se aplicaron cuestionarios con el objetivo de evaluar la eficiencia, estado físico, mantenimiento y apropiación de hornos zapotecos y hornillas tipo “Rocket”, construidas por InfraRural en Chiapas y Oaxaca logrando tener resultados positivos en el uso del horno que de formas tradicional y ancestral utilizan y con resultados positivos en la apropiación de la hornilla de alta eficiencia, pese a ser una nueva tecnología el camino para su apropiación por parte de las usuarias avanza con paso certero.

Olga Nayelli Rosas López

Prestadora de Servicio Social en InfraRural en el programa

 “Reconstruyendo México desde sus cimientos”