A más de dos años del sismo del 7 de septiembre del 2017 las afectaciones continúan en la región del Istmo. En colaboración con Fundación Origen apoyamos a 16 familias y un centro de reuniones con dispositivo s de alta eficiencia y ahorradores de leña para las labores de cocinado.

Los dispositivos llamados “Codo rocket” por su estructura y eficiencia son un complemento para la tecnología que utilizan regionalmente para el cocinado, el horno zapoteco. En este horno se cocinan los alimentos que tradicionalmente se han heredado desde cientos de años, como el totopo, la memela y productos horneados provenientes del mar.

Para la construcción de los dispositivos de alta eficiencia reconocemos y rescatamos los métodos tradicionales de construcción así como los materiales de la región, como la utilización de ladrillo y arcilla (tierra con alta calidad aglutinante), una fuente de ingreso para estas comunidades que siguen luchando por mejorar sus condiciones económicas después del siniestro.

Con esta colaboración reafirmamos nuestro compromiso con los pueblos afectados por los sismos de septiembre del 2017 y seguiremos trabajando junto a las personas de esta región por un desarrollo comunitario integral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.