Durante la reciente implementación del proyecto “Estufas Eficientes de Leña modelo Xalpaneca” para la región de los Altos en Chiapas, el equipo de InfraRural pudo conocer la riqueza lingüística de distintas comunidades.

En esta región conviven dos lenguas muy importantes, el Tseltal y el Tsotsil. Las mismas conforman un subgrupo dentro de la familia lingüística maya, y se separaron hace unos 1400 años teniendo variantes por municipio en el caso del Tsotsil y el Tseltal tiene por lo menos seis dialectos diferentes. Cada una tiene casi medio millón de hablantes, concentrados en esta región principalmente, pero podemos encontrar hablantes en otros estados del país, incluso en Estados Unidos debido a la migración en busca de trabajo.

La convivencia de hablantes de Tseltal y Tsotsil en una misma región ha llevado a tener una comunicación entre hablantes de diferentes lenguas, un hecho realmente fascinante; por otro lado, la distancia entre municipios lleva a que las variantes o dialectos hagan complicada la comunicación entre hablantes de una misma lengua.

La lengua materna está en peligro constante frente a la discriminación que se encuentra principalmente fuera de las comunidades, o la obligación de hablar español para trámites de diversos temas, sin embargo los habitantes de los Altos mantienen viva su lengua. Es muy común escuchar hablar en su lengua a las personas fuera de su comunidades, por ejemplo en los negocios o el transporte en San Cristóbal de las Casas. Durante celebraciones religiosas o eventos políticos también se puede escuchar estas lenguas mayenses.

En InfraRural no consideramos un obstáculo trabajar en comunidades que no son hispanohablantes en la mayoría de su población, por el contrario nos parece importante difundir y profundizar el trabajo en cualquier parte de México. En las etapas de sensibilización, así como en la construcción de las Estufas Eficientes de Leña el equipo de InfraRural tuvo el apoyo de traductores propios de la comunidad o que integraban el grupo de trabajo de la Fundación León XIII.  

Para InfraRural es primordial la defensa de las lenguas originarias, así que durante el proceso de intervención buscamos que la información llegue de la mejor forma y en este caso la labor de los traductores es importantísima, sin la cual nuestro trabajo sería difícil o incluso, imposible.

La lengua no es sólo la vía por la que nos comunicamos, representa la forma en que entendemos y nos relacionamos con el mundo, las lenguas originarias son la resistencia de los pueblos frente a la españolización, tienen en sí la historia de cada pueblo y de las culturas que vivieron en México antes que nosotros.

En el intento de revalorar estas lenguas invitamos a otras organizaciones a no limitarse en la intervención comunitaria, nosotros pensamos que la lengua no puede ser más una barrera, sino un puente entre quienes buscamos un desarrollo comunitario integral.

 

Comenta nuestro contenido