Desde el 2018 InfraRural registró la opción de Servicio Social en la UNAM. Esto fue un logro para todos los miembros de la organización que hemos trabajado junto con la Brigada Multidisciplinaria de Apoyo a las Comunidades de México (BMACM), desde hace más de 10 años, por construir opciones de Servicio Social que  retribuyan el conocimiento que se adquiere en las Universidades, a las comunidades rurales e indígenas que pagan la educación, a través de los impuestos, y cuyas necesidades han sido sistemáticamente invisibilizadas.

A finales de este año se formalizaron tres servicios sociales de las facultades de Psicología y Biología, con los objetivos de realizar actividades de investigación, evaluación integral y sistematización de información en proyectos de desarrollo tecnológico, etnobiología y psicología comunitaria.

Del 3 al 18 de Enero, las prestadores de servicio social de InfraRural: Viviana Jimenez, Olga Rosas y Odette Morales participaron en el marco de la realización de la BMACM, y estuvieron trabajando en las comunidades indígenas de Xalpatláhuac, Tototepec, Tlacotla, Zacatipa y Xalatzala.

Estuvieron trabajando en la zona con diferentes proyectos enfocados en tres áreas: evaluación integral de estufas de leña, investigación y desarrollo de actividades de intervención comunitaria, y plantas medicinales.

En el área de infraestructura rural, previo a la salida de la BMACM se elaboró un instrumento de diagnóstico y seguimiento para ser aplicado con todas las usuarias de estufas de leña de las comunidades. De esta manera fueron aplicados más de 5o instrumentos en las cinco comunidades, que ayudarán a hacer un análisis integral del uso actual de las estufas, así como de elementos técnicos y sociales involucrados para su apropiación o abandono. Esto nos permitirá mejorar nuestro diseño de estufa de leña, así como obtener resultados, contextualizados a la región, que abonen a la discusión nacional de las estufas de leña.

       

En el área de intervención comunitaria, se desarrolló, gracias a la colaboración de miembros de la BMACM, una dinámica con las comunidades titulada «Representaciones Pictóricas de las Comunidades» . Esta dinámica fue producto de una investigación teórica y metodológica en el área de Psicología Comunitaria que se realizó previo a la salida, en la que se elaboraron cartas descriptivas, instrumentos de evaluación y discusión, y propuestas de actividades, para que la dinámica fuera llevada a cabo en las cinco comunidades. Los objetivos de la actividades fueron: 1) generar un proceso de autoreflexión y discusión entre los habitantes de las comunidades; 2) conocer la percepción que tienen las comunidades de sí mismas para comenzar a identificar las necesidades sentidas que existen en ellas y 3) forjar la relación con y entre los actores que potencialmente pueden formar un núcleo comunitario. 

La dinámica se realizó de manera exitosa, gracias a la participación de los miembros de la BMACM, en las cinco comunidades; la experiencia fue recopilada y sistematizada a través de relatos, notas de campo y fotografías y arrojó elementos importantes que la BMACM tomará en cuenta para continuar con sus labores en la montaña. Además, los resultados de esta dinámica fueron claves para identificar cuáles son las estrategias metodológicas que se deben tener en cuenta al momento de diseñar actividades y dinámicas participativas en un marco de Intervención en Psicología Social Comunitaria, basada en la Investigación Acción Participativa.

 

Por otro lado, en él área de plantas medicinales, se realizó la recolección de cerca de 50 especies distintas de plantas, la mayoría de las estructuras: flores, frutos, raices, hojas, cortezas, etc. Para que continúe la labor de investigación y difusión, se está formalizando obtener un permiso y reconocimiento de todos los actores principales con quienes se ha trabajado en proyectos de plantas medicinales, desde hace más de cinco años en la BMACM.

De igual forma se realizaron cerca de 15 entrevistas a profundidad, que ayudarán a la investigación, y clasificación de los ejemplares obtenidos. Esta labor se suma a una investigación previa que el coordinador de investigación y proyectos de infraRural estuvo realizando en las comunidades De tal forma, hasta el momento contamos con un registro de 147 plantas medicinales, de las cuales se han identificado taxonómicamente 94 especies, que se encuentran agrupadas dentro de aproximadamente 36 familias distintas, donde las familias que cuentan con más individuos son Asteraceae con 15, Fabaceae con 12 y Lamiaceae con 7.
Las principales afecciones tratadas con las plantas medicinales son de vías digestivas y de vías respiratorias, seguido de la presión arterial, fiebre, las vías urinarias, varias afecciones cutáneas, dolores de parto, entre otras.tenemos 12o especias identificadas.
Próximamente se presentarán los resultados finales, y se reafirmará el compromiso de retribuir a las comunidades donde se trabajó la información obtenida con los debidos agradecimientos.

 

 

Comenta nuestro contenido