El día 1ero de marzo fue publicado en el Diario Oficial de la Federación la Declaratoria de vigencia de la Norma Mexicana NMX-Q-001-NORMEX-2018: «ESTUFAS QUE FUNCIONAN CON LEÑA-EVALUACIÓN DE FUNCIONALIDAD, SEGURIDAD, DURABILIDAD, EFICIENCIA TÉRMICA Y NIVEL DE EMISIONES-ESPECIFICACIONES, MÉTODOS DE PRUEBA Y REQUISITOS MÍNIMOS.»

InfraRural junto con otras Organizaciones interesadas, hemos trabajado desde hace tres años impulsando esta iniciativa que permitirá tener un mayor control y asegurar la calidad de los proyectos de estufas de leña que se implementan en comunidades rurales o periurbanas.

En México se emplean anualmente alrededor de 38 millones de metros cúbicos de madera para ser usada como combustible en los hogares rurales. Desde hace décadas los gobiernos han implementado medidas para erradicar su uso, fracasando constantemente. La leña no ha dejado de usarse porque, entre otros factores, responde a prácticas milenarias de las comunidades indígenas y rurales en las que ésta no es vista sólo como un combustible, es parte de tradiciones que forma parte de la identidad de los pueblos.

Tomando estas consideraciones es que desde principios del 2000, diversas organizaciones de la sociedad civil, han impulsado proyectos de estufas de leña que respeten los usos y costumbres de las comunidades, pero adaptando los elementos del fogón tradicional a diseños de estufas que permitan ahorrar la leña, disminuir los gases contaminantes producto de su quema y, sobre todo, ayudar a erradicar los problemas de salud por inhalación de humo.

Sin embrago, los diferentes programas gubernamentales que se han llevado a cabo para financiar proyectos masivos de construcción de estufas de leña, no aseguran que las modelos de estufas implementados sean de buena calidad y que tengan un uso efectivo por parte de las comunidades. Por ejemplo, en 2006, el Gobierno Federal, impulsado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, como parte del Programa Especial de Cambio Climático, financió para que se impulsaran más de 500 mil estufas de leña, y uno de los modelos que se difundió principalmente, la ECOSTUFA, no contaba con experiencia en el tema, ni cumplía con requisitos técnicos y de calidad, provocando que posterior a su repartición masiva, las estufas fueran abandonadas por las comunidades.

Desde entonces, grupo GIRA A.C, InfraRural y otras organizaciones interesadas, hemos trabajado por la creación de una NORMA de estufas de leña, que asegure que las estufas de leña que se implementen cumplan con requisitos de calidad en materia de seguridad, durabilidad, eficiencia térmica y nivel de emisiones; así como su evaluación previa a métodos de prueba que ayuden a que los diseños de estufas puedan ser potencialmente apropiadas por las comunidades.

Festejamos la declaratoria de vigencia de la NORMA, que nos acerca más al objetivo de que sea adopte de manera oficial. Seguiremos trabajando para que se haga obligatoria, a través de una Norma Oficial Mexicana (NOM).

FUENTES CONSULTADAS:

Diario Oficial de la Federación, DECLARATORIA de vigencia de la Norma Mexicana NMX-Q-001-NORMEX-2018. 01/03/2019. Recuperado de:  http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5551618&fecha=01%2F03%2F2019&fbclid=IwAR1nqrVIjUD6G2P-4LzBWe9j3aq0r3e50i8QnHfMMe0UfWhu-XzhySpNI30

Comisión Nacional Forestal. (2007). Instructivo para el aprovechamiento de leña en comunidades rurales (p. 22). Puebla.

Jiménez, R. D., Soriano, V. B., & Cerutti, O. M. (2011). Estufas de Leña. Red Mexicana de Bioenergia.

 

 

Comenta nuestro contenido