#YA | Del día 10 al 13 de Agosto se llevó a cabo la sesión 22 de la Asamblea Juvenil (Youth Assembly) en diferentes sedes de la Universidad de Nueva York, en la cual InfraRural formó parte de la delegación mexicana.

Participaron aproximadamente 1000 delegados de diferentes partes del mundo y 34 de México. Este evento se ha realizado desde hace 16 años por la Friendship Ambassadors Foundation y sirve como plataforma para empoderar y movilizar a jóvenes, representantes de diferentes países del mundo, en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados en la agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Las actividades que se realizaron fueron diferentes conferencias y talleres enfocadas principalmente en el tema de la pobreza, la desigualdad, la equidad de género y el calentamiento global.

Los temas de las conferencias fueron muy interesantes, especialmente por su relevancia a nivel mundial, sin embargo hubo varias participaciones por parte de diferentes delegados de los países “en vías de desarrollo” expresando no sentían representadas sus problemáticas actuales, pues éstas difieren mucho de contextos que se dan en países como Estados Unidos, Alemania o Francia. Por ejemplo, en el tema de eficiencia energética se discutían como temas centrales la necesidad de pasar a energías más limpias y generar las condiciones para lograr un mayor uso de coches híbridos o eléctricos, de igual manera se expusieron las problemáticas ambientales que genera el uso del aire acondicionado; sin embargo estas problemáticas, pese a ser importantes,  fueron expuestas de tal manera que se asumían como primordiales de atender a nivel mundial, y en respuesta a esto hubo varias participaciones de países como Nigeria, México, Colombia, en las cuales se llamó la atención acerca de que esos problemas no eran tan urgentes de atender en países donde la mayoría de la población ni si quiera cuenta con esas facilidades.

En este mismo sentido se cuestionó de qué manera se pensaban llevar a cabo los ODS en países con contextos tan diferentes y cómo es que se podían establecer indicadores homogéneos dadas estas heterogeneidades.

Este ambiente permaneció en la mayoría de la sesiones de la Youth Assembly, pero también destacaron algunas otras en las que se expusieron experiencias más diversas. En el workshop “Empowering youth to end poverty” ponentes de diferentes partes del mundo expusieron proyectos que han impactado en la mejora de comunidades en situaciones de vulnerabilidad y pobreza. Se plantearon visiones integrales para el desarrollo de proyectos tecnológicos, de educación o de infraestructura con diferentes comunidades: urbanas, rurales o indígenas. Se señaló la importancia de la etapa de inmersión en las comunidades para identificar necesidades sentidas por la población y trabajar en conjunto para idear soluciones.

De manera general esta experiencia fue fructífera, en tanto que permitió un intercambio con diferentes delegados del mundo para posteriores alianzas, en nuestro caso, se logró una excelente comunicación con la delegación mexicana, que destacó por ser de las más grandes y por tener personas que comprometidas que desarrollan proyectos de impacto social.

No obstante, cabe destacar que en esta sesión la relación con la ONU no fue evidente como en años pasados, la asamblea no fue llevada a cabo en sus instalaciones como anteriormente había sido, y brilló la ausencia de embajadores y responsables de la ONU en los eventos, lo cual mermó en la calidad de las ponencias y en la organización del evento. El desarrollo de los talleres no fue el adecuado pues, a diferencia de años pasados, las sesiones fueron de más 50 personas, lo cual imposibilitaba un buen intercambio de información y discusión, y, dado que fue realizada en diferentes cedes y con pocos espacios comunes, la comunicación entre diferentes delegados fue complicada.

Creemos que en el futuro la calidad de esta asamblea debe conservarse en cada una de sus sesiones para que la experiencia de todos los delgados que asisten pueda ser la mejor.

Nos llevamos muchos aprendizajes y estaremos trabajando con diferentes organizaciones e individuos, especialmente de la delegación mexicana, para generar buenas alianzas, enriquecer los proyectos de cada uno, y generar nuevas vías de trabajo colectivo.

Comenta nuestro contenido