Este semestre InfraRural logró acreditar su registro ante la UNAM para poder liberar la opción de servicio social. Este logro constituye la consolidación de años de trabajo en las comunidades rurales de nuestro país, que tiene su origen y motivación en la Brigada Multidisciplinaria de Apoyo a las Comunidades de México (BMACM); quien este 2018 cumple 12 años de trabajos ininterrumpidos de labor comunitaria en distintos estados de nuestro país.

Estos 12 años de experiencia colectiva sin duda fueron nuestra carta de presentación para poder obtener el registro de liberar servicio social en la UNAM. Nuestro servicio sigue las demandas que levantamos en la BMACM, desde hace 12 años: ¡Por un verdadero servicio social comunitario! que permita al estudiante vincularse con las problemáticas más sentidas de las comunidades y junto con la comunidad plantear soluciones.

Desde InfraRural y la BMACM seguimos luchando por un modelo de educación pública para el pueblo, sostenemos de manera contundente, que las instituciones de educación pública tienen el deber de generar conocimientos, técnicas, propuestas y programas que ayuden a resolver las problemáticas nacionales de nuestro país.

La obtención de nuestro registro ante la UNAM, con el programa “Reconstruyendo México desde los cimientos”, es un paso más para ese camino. 

Este programa tiene el objetivo deContribuir en la Reconstrucción integral y participativa de las comunidades afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, para  el mejoramiento integral de la calidad de vida y la reconstrucción del tejido comunitario de la población afectada, en todos sus ámbitos”, el cual tiene objetivos y actividades particulares para cada carrera.

Hasta el momento contamos con prestadores de servicio social de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) y de la Facultad de Ingeniería, quienes están levantando información en las comunidades de Hueyapan y Alpanocan para la construcción de un diagnóstico de la comunidad a casi un año del sismo del 7 y 19 de septiembre, dicho diagnostico permitirá  realizar una intervención más profunda en las comunidades afectadas, que sobrepasen la ayuda de la emergencia, y será presentado ante las comunidades y entregado en físico a las autoridades comunitarias con el fin de que sea una herramienta que les permita solicitar más apoyo.

Las actividades que contempla el diagnóstico comenzaron a principios de mayo; en estos días estaremos sistematizando la información recabada de más de 60 encuestas en las comunidades. A partir de los resultados que se obtengan será más sencillo identificar las actuales necesidades y problemáticas, y en función de eso actuar con los proyectos que sean apropiados. En los próximos días haremos públicos los primeros resultados.

 

Sigue de cerca las actividades que estaremos realizando en el marco de nuestro proyecto de servicio social “Construir a México desde los cimientos”, así como la siguiente convocatoria de la brigada en la montaña alta de Guerrero que se llevará a cabo este próximo julio.

Comenta nuestro contenido