VIAJE A ALPANOCAN: ¿CUÁL ES EL DESASTRE QUE VIVEN NUESTRAS COMUNIDADES?
Usted está aquí: Inicio \ Noticias \ VIAJE A ALPANOCAN: ¿CUÁL ES EL DESASTRE QUE VIVEN NUESTRAS COMUNIDADES?
Morelos300x300
26 septiembre 2017 - 22:29, por , en Noticias, Comentarios desactivados

Ante la situación del sismo del día 19 de Septiembre, viajamos compañeros voluntarios de la Brigada Multidisciplinaria de Apoyo a las Comunidades de México (BMACM), InfraRural, Cruz Roja e independientes a las comunidades de Morelos. Después de hacer una evaluación con los compañeros del centro de acopio de Tepoztlán se decidió ir a Alpanocan, Puebla comunidad que había quedado en el abandono debido a que colinda con Morelos y al no ser parte del mismo no recibía apoyo del estado, y por su lejanía al centro de Puebla tampoco de ellos.

     IMG-20170921-WA0076                    medicamentos

                   Personas haciendo fila para recibir comid.                            Clasificando medicinas para ser entregadas.

 

Llegamos el día 21 de Septiembre alrededor de las 9:00 am y efectivamente el pueblo estaba destrozado. Por nuestra experiencia en el camino y por otros brigadistas que encontramos, coincidimos que es de las comunidades más afectadas, alrededor de un 80% de las casas están destruidas, de ellas más de la mitad están a nada de derrumbarse, sin embargo encontramos varios casos en los que la gente no abandona su hogar pues, o no saben que tan grave es la situación, o no tienen a donde ir, ya que no hay ningún albergue pues todo espacio habitable se cayó: las escuelas,la iglesia. Afortunadamente fue un pueblo, que en común con muchos otros de la región, no tuvo fallecimientos ni gente atrapada en escombros, debido a que por la hora del temblor la gente estaba fuera de sus casas, la mayoría recogiendo a sus hijos de la escuela; por estas razones medicinas para curaciones o materiales quirúrgicos no son necesarios.

IMG-20170924-WA0012 IMG-20170925-WA0003

casa     iglesia

                                   Casas e iglesia destruida.

La mayoría de las personas quedaron sin casa, las tiendas se destruyeron, no había luz ni agua en muchas partes. A unas horas de que llegamos empezaron a llegar camiones llenos de víveres, pero lo que realmente hacía falta y seguirá haciendo falta es ayuda para levantar escombros, demoler casas con máquinas o manualmente donde no se puede acceder fácilmente. Sobre todo se necesitan especialistas que ayuden a determinar qué casas deben derrumbarse y cómo, pues en la mayoría de los casos los accidentes ocurren días después de los sismos en viviendas afectadas que no se revisaron adecuadamente.

Al igual que nosotros, muchos voluntarios estuvieron ayudando en estas labores algunos días para luego regresar a sus hogares, pero ¿qué sigue? La gente se desgastará, los víveres dejarán de llegar, la vida en las ciudades vuelve a la normalidad, y mientras la gente de los pueblos seguirá sin casa, esperando la ayuda de un gobierno que los ha ignorado no solo en el sismo sino desde siempre. Peña Nieto el día 22 de septiembre dio un comunicado en el que dijo que las casas no debía derrumbarse si querían que se les diera el apoyo para reconstruir a través del  FONDEN, pero cómo es posible esto si la gente está en peligro de morir con casas que no se pueden sostener ya, y además, cabe preguntarse ¿en verdad el gobierno va a ayudar a reconstruir?, y si fuera el caso ¿qué va a pasar mientras lo hace? Debemos preguntarnos ¿la gente de estas comunidades se vio afectada por el sismo o su situación trasciende al desastre natural? porque solo ahora que nos dimos la oportunidad de visitar nuestros pueblos es que nos enfrentamos con su situación, pero la gente ya era pobre, la gente no tenía apoyo desde antes: ni de medicinas, ni en educación, ni apoyo en infraestructura, ni planeación de desastres, nada.

IMG-20170921-WA0075

Por estas razones desde InfraRural y la BMACM, culminamos a todos a pensar más allá del temblor y de la inmediatez, lo que viene es más difícil y puede durar mucho tiempo: 10 años después del temblor del 85 mucha gente seguía aún sin casa. Es necesario reconstruir las casas, y para ello se debe presionar al gobierno para que lo haga sin recurrir a constructoras privadas que solo harán negocio con el desastre y que, como pasó en Oaxaca, intentarán hacer casas con materiales que no son de la región, que no respetan usos y costumbres, que subcontratan gente ajena a las comunidades para construir en lugar de apoyar la economía local.

Además de esto, debemos vislumbrar que el desastre no fue el sismo, la situación de pobreza y exclusión social que vive la gente es la que provocó que hubiera afectaciones tan graves, es el gobierno el que mantiene a nuestros pueblos en estas condiciones; la universidad la que olvida a su pueblo y reduce los servicios sociales a atender empresas privadas; las instituciones las que burocratizan todo y no apoyan donde deberían; la ciudadanía que se deja absorber por la rutina, el individualismo y se olvida de su gente.

No dejemos que este acontecimiento se nos olvide en unos días, semanas o meses, mantengamos luchando por mejores condiciones de vida, por verdaderos servicios sociales, por brigadas de trabajo comunitario que fortalezcan a sus pueblos desde la raíz.

Atendiendo a lo antes dicho, es que en conjunto con otras agrupaciones estaremos trabajando en un proyecto de mediano y largo plazo que permita que la gente pueda recuperar sus hogares. Llevaremos a cabo diferentes brigadas y actividades de evaluación y diagnósticos en comunidad para la construcción, en una primera etapa, de hogares emergentes.

Espera la convocatoria oficial para participar y el plan estratégico en nuestra siguiente publicación.

Comenta nuestro contenido

Los comentarios están cerrados aquí.

Sitios recomendados